aventura

SIGUE LA BITÁCORA DE VIAJE DE PANAMA BEST INFLUENCER VR360; EXPERIMENTA EN PRIMERA PERSONA LOS ATRACTIVOS TURÍSTICOS DE PANAMÁ; DESCUBRE CONSEJOS DE DESTINOS Y TODO LO QUE NECESITAS SABER DE PANAMÁ ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE TU VIAJE.

Patrick Vollert - Aventura Parte 1

Publicado el 07-11-2017

La bienvenida de Patrick Vollert; el ganador de la primera fase; fue atípica en PanamaBestInfluencer VR 360. En primer lugar no llegó al aeropuerto porque él ya vive en Panamá. En segundo lugar, apareció solo ya que su hermano y compañero de aventura, Mark Vollert, no pudo venir la primera noche.


El equipo de Estado Latente Le recibió en el Hotel Waldorf. En el hall que combina el lujo de la cadena Waldorf con la decoración típica del Caribe y Panamá. Allí le explicamos cómo será su aventura y charlamos con él. Nos sorprende la cercanía y calidez de El Capi desde el primer momento. Él es todo ganas de trabajar y divertirse con nosotros durante la aventura en PanamaBestInfluencer VR 360.

En la primera mañana nos desplazamos al Aeropuerto Internacional Marcos A. Galabert donde ya nos espera Mark Vollert. Una vez estamos todos nos sacan a la pista de despegue y nos enseñan el avión que nos llevará al destino. Se trata de un avión minúsculo. Volamos más o menos una hora a través de una densa nube de lluvia. El agua resbala por las ventanillas y no vemos nada más que gris, gris y más gris. Hasta que el sol se abre paso y bajo nosotros aparece el archipiélago de San Blas que se extiende hasta donde alcanza la vista. Aterrizamos, pero, en el continente. En una pista de aterrizaje que es poco más que una lengua de cemento frente al Caribe: el aeropuerto de Iguadinuidiginya. Así llegamos a Guna Yala.


Junto al aeropuerto se encuentra el embarcadero donde nos esperaban nuestros anfitriones: los kuna. Con mucha amabilidad nos ayudan a subir al bote y zarpamos a un archipiélago que cuenta con una isla para cada día del año.


Llegamos a Yandup Island Londge, un complejo hotelero formado por cabañas de madera repartidas por una isla no muy grande. Tan poco grande que se puede caminar de punta a punta en cinco minutos a través de su suelo verde cubierto de cocoteros. Nos alojamos en una de las cabañas, todas frente al mar. En la terraza cuelga una hamaca. Se trata de un lugar paradisiaco, una islita de naufrago pero con las comodidades de la civilización. Pero Patrick y Mark no han venido a descansar. Los veteranos de Calle 7 no pasarán una semana en una hamaca bebiendo piñas coladas y mojitos.


Cogemos una lancha y zarpamos a una de las muchas islas desiertas que rodean el Yandup Island Londge. Una diminuta porción de tierra cubierta de corales, palmeras y hierba. Allí los hermanos Vollert improvisan un entrenamiento en mitad de la naturaleza salvaje. Batean cocos con enormes troncos, escalan y se cuelgan de las palmeras y hacen snorkel entre los inmensos corales del archipiélago.


Cuando la tierra les sabe a poco, los hermanos Vollert toman un cayuco y se lanzan a la exploración de las islas. No tardan en descubrir un arrecife donde el mar rompe. Intentan coger las olas, pero el cayuco es demasiado pesado y no alcanzan suficiente velocidad. Por suerte, conseguimos un cayac y el tándem Vollert vuelve al mar. Esta vez sí que cogen las olas, una tras otra, hacen surf con el cayac esquivando el arrecife en el último momento. 


Al volver al hotel disfrutamos de una comida a base de pescados y mariscos, la comida principal de los kuna. Ha sido un primer día lleno de naturaleza y deporte, pero el día de mañana será muy distinto.


Nos dirigimos a la comunidad de Ukupseni acompañados por David, nuestro guía. Un pueblo kuna unido al continente por un puente sobre el mar que da directamente al aeropuerto. La comunidad está formada por las casas tradicionales de los kuna. Son casas de madera y techos altos con varios niveles. Las calles son de tierra y arena, algunas anchas y otras estrechas, delimitadas por cercas de ramas. En las plazas cuelgan las telas llenas de colores y motivos geométricos. 


Al llegar de la comunidad nos reciben un puñado de niños que juegan en la calle. David nos explica los orígenes de su cultura. A lo lejos, desde los quicios de las puertas, desde cada esquina, los demás kunas nos observan. Nos adentramos por las calles y poco a poco aparecen fans de Patrick Vollert y Mark Vollert. Los paran, los saludan, se hacen fotos con ellos. A nuestra espalda el puñado de niños se ha doblado.


Llegamos a la calle principal donde todo el pueblo espera nuestra llegada. A cada paso todo el mundo quiere una foto con Patrick y Mark. Quieren que El Capi enseñe los músculos, que coja a sus bebés. El puñado de niños se ha convertido en un mar de muchachos que nos impiden ver el suelo, que nos rodean con sus juegos y sus ganas de diversión. Nos vemos rodeados por una marea de amor y admiración hacía las dos estrellas de Calle 7 que nos enseñan su comunidad y sus costumbres.

Vemos un baile tradicional kuna, la artesanía de la isla, nos explican la historia, también cómo funciona su administración y cómo se adaptaron a los nuevos tiempos. Disfrutamos con sus historias y con sus muestras de afecto hasta que tenemos que volver. Cuando llegamos de vuelta al embarcadero a nuestra espalda acumulamos más personas de las que podemos contar. Se despiden de nosotros cuando volvemos a la lancha e incluso algunos niños nos siguen en cayuco durante un tiempo.


Esa noche descansamos en el Yandup Island Londge. Ha sido un día muy intenso, lleno de emociones y sentimiento, pero tocaba descansar porque el siguiente sería un viaje de locura.
 

Volver a las Aventuras
(X) Cerrar

logo
logologologologologologo logologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologologo

Panama Best Influencer es una marca registrada por Estado Latente S.A.

¿Está seguro que desea eliminar la cuenta?

(X) cerrar
Facebook Twitter
Para votar necesitas estar registrado Facebook Correo

Recuperar Contraseña